Sin mediar palabra, en cien palabras

 

Sin mediar palabra transparente

SOÑAR EN CIEN PALABRAS Y UNA IMAGEN

Soñé que un hombre de riguroso traje negro y sombrero bombín se inmiscuía en mi sueño. Llevaba la cabeza levemente inclinada, como en reverencia, lo que hacía que no pudiese ver su cara, aunque imaginé que podría ser un Chaplin sin bastón. Impertinente, sin que medie palabra, se metió en mi zapatilla. Le ordené que saliera de inmediato. Obedeció saltando hacia afuera y en el salto, cayó al piso. Quedó tendido. Supuse que estaba muerto… Pero no: estaba vivito y coleando. Se incorporó, caminó hacia un rincón, abrió un libro y comenzó a leer para ignorarme completamente. Sin mediar palabra.

 

APG


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s