Orden del Día / 121

 

 

– Es Susan Boyle
 

 

– ¿Qué?

– Que es idéntica a Susan Boyle.

 

 

 

 

Desde algunos puntos imprecisos de la sala oscura sentenciaron con un ¡shhhh! a nuestro murmullo. El diálogo cesó, pero mis pensamientos siguieron. No era desacertado el comentario de quien me acompañaba en la maravillosa aventura de conocer la vida de Séraphine Louis en la piel de la actriz belga Yolande Moreau, no sólo por un parecido físico sino por los momentos en donde se la oye cantar con un rendimiento lírico extraordinario, y -sobretodo- porque ambas (Sèraphine y Susan) fueron pastoras eclesiásticas. Mientras decidía que me quedaría hasta el final de los títulos para descubrir a quién pertenecía el doblaje de la soprano, el film seguía su curso en una fotografía maravillosa.

 

 

 

 

Siempre sostuve que los hechos existen, se suceden, son únicos, y eso es irrefutable. El asunto radica en la visión, interpretación, o asociación -a veces delirante- que cada individuo ejerce sobre esos hechos al convertirlos en datos. En mi caso hay algo que, simplemente, no puedo evitar hacer y se refiere a la asociación libre, así es que observo en silencio desde tiempos remotos, a toda hora, en todo lugar, en cualquier circunstancia y sobre todo acumulo y almaceno en mi cerebro cantidad de datos en su mayoría inservibles, en una actividad absolutamente inútil. Aunque a veces algunos datos archivados se entrecruzan y suceden hechos como el de ayer en el cine.

 

 

 

 

 

Ambas mujeres, francesas, artistas talentosas, nacidas en el mismo año, fallecidas setenta y nueve años después en la soledad de un manicomio, luego de pasar sus últimas décadas internadas sin que nadie se acuerde de ellas.
 

 

 

 

Camille Claudel (1864-1943)

 

 

 

 

Como una acción transitiva -o caprichosa- puedo seguir con Alma Mahler, emparentonándola a Camille; ambas musas inspiradoras de grandes artistas, que vivieron una vida tormentosa y, he aquí lo llamativo, Alma muere en el año 1964, un siglo después que nacieron Sérapnine y Camille.

Puedo seguir con otra asociación más forzada aún: en 1964, año en que muere Alma, nace otra mujer, que a mí me resulta extremadamente cercana y familiar.

Podría seguir…, porque el nombre de esa mujer empieza y termina de igual modo que el de Alma.

Queda archivado en la sección Salpicaditos de actualidad bajo el nombre Entrecruzamiento de datos.

Bonus track:

Tu madre bajo la nevada sin mirar atrás, de Patricio Pron; como Cuento del mes.

En la sección Algo habrán dicho: Carlos Ardohain.

 

 

Anuncios

~ por APG en abril 5, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s