Orden del Día / 111

 

 

 

A lo largo de los años fui adquiriendo -muy a pesar mío- cantidad de condiciones que recién hoy asumo como propias y son imprescindibles para ser un gran escritor. Fui volviéndome oscura, ermitaña, fóbica y antisocial; fui perdiendo familia, amigos, amantes, y asumí al solipsismo como estado ideal. Sabido es que también soy creativa, lúcida e imbécil, meticulosamente obsesiva, petulante y polémica, conflictiva y conflictuada, cínica e irónica, y que no hay día en que no se me ocurra una manera singular y austera de suicidarme. Se puede decir que lo tengo todo; sólo me restaría, aprender a escribir.

APG

 

Ya ven, no podemos evitarlo. Hemos adquirido el vicio y nos es casi imposible hacerlo de otro modo. Es culpa de La Comunidad inconfesable y su oulipianismo -¿se dirá así?-. Any way, el asunto es que ya no conseguimos escribir en otro formato que no tenga una extensión de noventa y nueve palabras -ni una más, ni una menos-, y qué mejor manera de anunciar la aparición de un nuevo número de la revista, el Nº 11, correspondiente a febrero. Para leerla, clickear aquí. Se recomienda tener reparos en el apartado Sine línea, ensayo. Vaya, lo hicimos de nuevo.

 

El micro relato queda archivado en Más ficciones propias con el título de Ser escritor.

 

Anuncios

~ por APG en febrero 4, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s