Orden del Día / 91

  

Hay un hombre y hay un joven. Un hombre de sobretodo y sombrero; un joven de pantalón corto y piernas flacas de vello incipiente. El hombre tiene la postura erecta y arrabalera del tango; el joven se desgarba en un cuerpo que creció de golpe y aún no consigue asimilar. Tiene la mirada ávida de quien -a mediados del siglo pasado y en plena adolescencia- incursiona en la ciudad casi por primera vez dejándose deslumbrar por el paisaje urbano que se diferencia de su Ramos Mejía natal. Son esos ojos los que, pegados a la ventanilla de ese asiento en primera fila, observan a la distancia al hombre de sobretodo y sombrero que extiende su brazo para que el colectivo de la línea 101 en el que viaja se detenga y luego al subir, el hombre, descubra su cabeza; entonces, ese joven que lleva un estuche apostado entre sus piernas flacas de pantalón corto, se pone de pie para cederle el asiento.

 

― Muy amable jovencito. ¿Hacia dónde viaja con ese violín?
― A la Orquesta Sinfónica Juvenil, señor.
― Olvídese de la Sinfónica, dedíquese mejor al tango.

 

A los pocos días el joven de pantalón corto y piernas flacas es invitado por el hombre de sobretodo y sombrero a tocar en un ensayo junto a músicos tangueros. Su violín -ese mismo violín que le habrían regalado sus padres al cumplir cinco años al tiempo que le decían: “No se le ocurra ser músico; es para que se entretenga, porque usted va a ser médico”- se sumerge con soltura en el dos por cuatro.

 

Pasado el tiempo, una tarde, es interrogado por el director de la Orquesta Sinfónica Juvenil.

 ― ¿Estás son horas de llegar? ¿Se puede saber de dónde viene, jovencito?
― Disculpe señor director, vengo de tocar en un hotel del barrio de Retiro con un músico que se llama Pazzola, Pazzoli, Piazzoli, o algo así.

 

piazzola suarez

 

Hay un hombre con la cabeza apoyada en la ventanilla. Ya no viste pantalones cortos ni lleva un estuche apostado entre sus piernas; lo ha despachado junto al resto del equipaje poco tiempo antes de embarcar en vuelo hacia Tokio, primer punto de la gira junto a Astor.

 

 Fernando Suárez Paz

 

APG©

Queda archivado en Más Ficciones Propias, como Retrato de un violín

Anuncios

~ por APG en septiembre 28, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s