Orden del Día / 61

 

Martín Zariello también leyó Necrológica de una relación y nos dejó su copete:

“¿Qué pasa con el amor? ¿Por qué nos atraen tanto las historias de amor? ¿Por qué los géneros musicales más populares (el bolero, la cumbia, el rock, el tango) reflexionan, incansables, sobre el amor? ¿Por qué recordamos especialmente aquellas películas que tienen como protagonista a una pareja entrañable que se retuerce y llora, claro está, de amor? ¿Por qué corremos tras el amor como Aquiles a la tortuga aún sabiendo que es problemático, genera dolor estomacal y probablemente no exista? Ninguna de estas preguntas contesta la lectura de Necrológica de una relación, de APG. En caso de que lo hubiera hecho, habría caído en un equivoco, ya que con activarlas cumple el cometido de toda pieza literaria: promover incertidumbre y crear algún tipo de goce estético. La paradoja del relato es que esta vez es un asesinato el que sirve como coartada para contar una historia de amor. (Lo que demuestra hasta qué punto cualquier suceso puede esconder o reflejar o promover una historia de amor). María Paula y Juan Martín se conocen en una librería. Aquí hallamos una vieja fantasía de todo lector que se precie de tal y tenga un sentido más o menos romántico de la existencia: encontrar al amor de su vida rodeada de libros y que la literatura sirva como vínculo esencial de la relación. Él puede ser un tonto como cualquiera de nosotros. Ella roba libros y destila sexualidad (muerde “un pezón blanco de chocolate” la primera vez que lo ve). Es la chica disparatada y entrañable que la literatura argentina ha forjado a través de una serie inabarcable de personajes legendarios (desde La Maga cortazariana, actualmente perimida por la cursilería de sus intervenciones, hasta Sofía, la celosa maniática que persigue a Rímini). Esconde un secreto y un pasado turbulento que se develarán en el transcurso del relato. En realidad es un misterio en sí misma, (ya desde esa descripción ambigua que aporta el narrador: “era una niña, o mujer, o niña-mujer”) por lo que no sólo Juan Martín se enamora de ella, sino también el lector: a todos nos gustan las chicas misteriosas. Entre los dos, la dinámica amorosa se produce como una ceremonia secreta: a base de miradas y silencios y generosidades nunca dichas. En rigor, pasan diez años hasta que entran en contacto. Promediando los acontecimientos, comprobamos que el destinatario de la necrológica es el asesino, la pareja de María Paula, un personaje gris que ni siquiera aparece caracterizado. Podemos elucubrar entonces un razonamiento elemental, pero no por eso menos sugestivo: a menudo, para que ocurra el amor, “con sus mitologías, con sus pequeñas magias inútiles”, no sólo deben existir dos sujetos dispuestos, sino un tercero, convidado de piedra llamado por el destino a arruinarlo todo de alguna forma. (Quien nunca haya escuchado la frase letal “Tengo novio” o “Corré, viene mi marido” que tire la primera piedra). ¿Qué pasa con el amor? Lo buscamos y se terminó o está pero no se nota o nos aburre, así que lo queremos encontrar escrito en un papel o en una inescrutable pantalla de computadora para reconocernos y volver a empezar. “Necrológica de una relación” cumple con este cometido. Sayonara.”

Gracias, Martín
APG

Anuncios

~ por APG en mayo 22, 2009.

3 comentarios to “Orden del Día / 61”

  1. Yo soy lo suficientemente torpe y chiflada para ser considerada cortazariana, aparte vivo de narices en las librerías… Dónde está mi asesino? A nadie le gusta las chicas raras más que para momentos raros.
    El amor no existe, y si existe QUE PEREZA!!!
    Sigo nomás esperando en librerías.
    Saludos.

  2. Muy bueno, Lorena, lo de la espera… el amor existe. Cortázar fue mi puente: encontraba sus poemas y fragmentos en el parabrisas de mi viejo coche; luego, pude sentirlos intensamente míos.

  3. eso es verdad por que todo or que solo por que nos enamoramos o ilusionamos pero el amor es bello pero tambien el que ama sufre pero hay que aprender del amor sip pirili. asi es …….. yo lo digo……..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s