Orden del Día / 46

 

 

 

Para estar a tono, este orden del día debiera ser noventa y nueve, pero como a duras penas rozamos la mitad, lo compensamos abocándonos a la oulipiana tarea de que el copete, al menos, contenga noventa y nueve palabras, tal cual lo estipula el reglamento de La comunidad inconfesable, donde todos los contenidos allí publicados deberán cumplir con esa extensión. Coincidimos con Leonardo Valencia y Mark Axelrod, junto a Claire Keegan, Leopoldo Brizuela y Carlos Gamerro, en un panel del Malba; nosotros desde el público, claro. Hoy Leonardo y Mark, junto a Oliverio Coelho y otros talentos, coinciden aquí.

Nos tomamos las cosas muy a pecho culpa de nuestra manía obsesiva. Otras noventa y nueve palabras para lo que sigue que no es, ni más ni menos, que Poesía. Sí, Poesía, como lo oyeron. Si no somos escritores y escribimos ficción; tampoco somos poetas, ni tantas otras cosas, y lo intentamos con la Poesía. Aquí, siguiendo con la consigna, escribimos un poema de noventa y nueve palabras. Ahhh, ¿ya corroboraron el otro copete? Somos muy estrictos, habrán notado en el anterior, en éste, y en la poesía que escribimos a continuación. Y por favor, que Baldomero nos perdone.

 

Misión cumplida

Si escribir poesía es nuestra vez primera,

mero desafío el que nos espera.

Noventa y nueve palabras pretende esta rima,

noventa y nueve palabras y ninguna flor.

Si es que no llegamos a alcanzar la cima,

apelamos al célebre pulso mayor,

a que con su bella prosa blanquecina

rellene las líneas en vez de este autor

quien tomará en congoja alguna otra hoja

en busca del resto de inspiración,

o irá hacia el balcón, no para tirarse

sino a dar riego a un bello malvón.

¿A estos poetas, Señor, qué les pasa?

¿No será que quieren cumplir la misión?

APG©

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

~ por APG en abril 17, 2009.

2 comentarios to “Orden del Día / 46”

  1. Mire pues, estos juegos de palabras son en vano. Además ya lo hicieron, hace 100 años, con más brillantez, le dejo una muestra.

    Un soneto me manda hacer Violante
    que en mi vida me he visto en tanto aprieto;
    catorce versos dicen que es soneto;
    burla burlando van los tres delante.

    Yo pensé que no hallara consonante,
    y estoy a la mitad de otro cuarteto;
    mas si me veo en el primer terceto,
    no hay cosa en los cuartetos que me espante.

    Por el primer terceto voy entrando,
    y parece que entré con pie derecho,
    pues fin con este verso le voy dando.

    Ya estoy en el segundo, y aun sospecho
    que voy los trece versos acabando;
    contad si son catorce, y está hecho

    Es de un viejito que se apellidaba Lope de Vega.

    Salú pue.

  2. Hermano Cerdo te copió la manera de presentar La comunidad inconfesable: http://hermanocerdo.anarchyweb.org/index.php/2009/04/la-comunidad-inconfesable/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s