Orden del Día / 40

Como anunciamos hace unos días, es inminente la aparición de una nueva antología: Los días que vivimos en peligro, para la cual escribimos nuestra versión unplugged, que hoy pueden leer completa, aquí. El cuento se titula Corrupción masiva. Sobre él, una parva de copetudos, dejaron su copete.

 

Dijo Carlos Ardohain:

“Lo que parecía una amenaza ya es algo concreto: se ha desatado una epidemia de antologías. A esta altura ya me pregunto si dichas antologías no son la excusa, el pretexto, para provocar el cuento no incluido de APG, que termina funcionando como coda, como un apéndice inflamado fuera del cuerpo. Me hace acordar a la actitud rebelde de los pintores de París del Salón de los Rechazados. Ya la idea es buena, y sostenida en el tiempo se potencia.

En este caso Andrea elige denunciar otra epidemia, la corrupción enquistada en el funcionamiento de los engranajes de la burocracia, del poder, del estado, de la administración. Para hacerlo recurre a una voz hoy olvidada: la segunda persona, que a los efectos del tema del relato le conviene, le queda bien, le da un aire superyoico a la narración. Resulta muy interesante el clima brumoso que rodea el desenlace, en que se produce un vértigo que sin embargo no marea, justamente por lo difuso de los detalles, y añade una simetría formal al apellido del personaje.” 

 Dijo el Negro Luna:

“La eterna singularidad paradójica de APG, el cuento – acontecimiento. Intensidad pura en las antípodas del tiempo lineal. Danza-guerra entre Chronos y Aion.”

 Dijo Patricio Nayar:

“Sólo si APG me tira unos buenos mangos podría llegar a aceptar que Corrupción masiva encierra un acontecimiento histórico que puso en peligro al país”

Dijo Alejandro Olaguer:

Desde hace un tiempo, varios asiduos a la blogósfera disfrutamos de las ficciones de APG. Todos sus cuentos tienen un sello propio e inconfundible. El smoking es mi relato preferido, pero Corrupción masiva me sorprendió. El cuento parece consistir en pinceladas aisladas, con dudosa correlación, hasta que en un momento…bueno, lean el cuento, vale la pena. En él, APG traza con originalidad un plano por todos conocido: el de la corrupción en el sector público, el de la prebenda y el favor como eje de la administración estatal. Al terminar su lectura se me ocurrió, entre otras reflexiones, que “Cómo no tengo un primo así”. Con Corrupción masiva, una vez más APG confirma mis sospechas sobre su talento literario. Lo mejor está por venir.

Dijo la Crítica:

 “En una construcción plagada de banalidades, APG, engarza, con precisión e ironía, las piezas de Corrupción masiva. Involucra al Poder Judicial, a la Iglesia, a la Fuerza Aérea, a la Política, a la Farándula y a la Empresa,  riéndose de todos, incluso, de ella y de nosotros mismos.”

 Dijo Juan Pablo Feinmann:

“Cualquier pelotudo tiene un blog”

 Luis Chitarroni, no dijo nada

 

Por más que El Negro Luna, en una clase magistral de filosofía y mitología griega, se haya esmerado en explicarnos su copete, nosotros no entendimos un catzo. A decir verdad, al único que se le entiende claramente es a Juan Pablo Feinmann. Y sí…, padecemos ciertos problemitas e incapacidades varias.

Si después de esta campaña en contra, siguen con ganas de leer, sólo les basta hacer un click.

Los días que vivimos en peligro tiene blog

 

 

 

Anuncios

~ por APG en marzo 30, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s